¿Cómo lograr una alimentación consciente?

23 agosto 2022

Cambiar nuestros hábitos por unos más saludables requiere tiempo y esfuerzo por parte de nosotros, ya que no solo es un cambio de ciertas actitudes sino que va ligado también a nuestra forma de pensar. ¿Cómo así? Esto quiere decir que aquel nuevo hábito primero debe comenzar con un cambio en nuestro interior para verse reflejado en nuestro actuar, porque solo de esta forma lograremos que perdure en el tiempo.

La alimentación consciente es un cambio en nuestra forma de ver la comida y lo que comemos, donde nos enfocamos en cómo y para qué comemos. No es una dieta, son una serie de hábitos donde entendemos la conexión que tiene nuestra alimentación con las sensaciones físicas (como el hambre y la saciedad) y con nuestras emociones, para así poder tomar la decisión de cuándo empezar o terminar de comer. Con la alimentación consciente restauramos la relación con la comida porque ya no la odiamos o nos privamos de comer algo, sino que podemos tomar decisiones de cuándo hacerlo y por qué.

Ahora bien, ¿cómo puedo comenzar a tener una alimentación consciente? ¿Por dónde empiezo? ¡Tranquilo! Llegaste al lugar correcto, porque en Mostro te contamos todo lo que necesitas saber sobre este estilo de vida.

Los pasos a una alimentación consciente

1. Todo cambio comienza en tu mente

El primer paso para lograr tener una alimentación consciente es entender por qué quieres cambiar tus hábitos alimenticios, qué relación tienes con la comida y cuáles son los sentimientos que te generan. Cuando comenzamos a cuestionarnos esto, entendemos la relación que tiene nuestro cuerpo con nuestra mente y cómo la forma en la que nos acercamos a la comida influye en estos.

Por ejemplo, si eres un amante de los snacks, primero debes acercarte a esta comida y comenzar a pensar qué te hace sentir este alimento cuando lo comes, ¿realmente te sacia? ¿Te genera en tu cuerpo? Cuando identificas esto, puedes comenzar a entender si los snacks que comes realmente le hacen bien a tu cuerpo, si estás tratando de tapar ciertos sentimientos más profundos, etc. Y así comenzarás a pensar en cambiar tus snacks habituales por unos más saludables.

2. Come solo cuando tengas hambre

Muchas veces comemos porque sentimos una sensación de vacío en el estómago, pero esto no quiere decir que tengamos hambre, esto puede generarse por varios motivos como el estrés, la falta de hidratación, la ansiedad, algún sentimiento negativo y creemos que la comida lo va a solucionar, cuando no es así. Al identificar qué nos produce las sensaciones de querer comer, si es algo visual, olfativo, mental u estomacal, seremos más conscientes de los tiempos y cantidades que consumimos, así no nos excederemos al alimentarnos y estableceremos una rutina a la hora de comer.

Al principio será difícil porque la alimentación puede convertirse en una adicción, por lo que te recomendamos consumir snacks saludables, los cuales te van a alimentar, pero también te ayudarán a saciar esas sensaciones sin dañar tu cuerpo. En Mostro vendemos snacks saludables, libres de azúcar (un alimento adictivo), y de conservantes artificiales, por lo que son tus mejores aliados en tu proceso.

3. Saboréalo todo y disfruta

Este es uno de los pasos más importantes a la hora de comenzar una alimentación consciente, porque este punto te ayudará a restaurar tu relación con la comida. El saborear cada alimento que comas te ayudará a conectar con todo tu cuerpo, disfrutarás de los sabores, le darás tiempo a tu cuerpo de entender y digerir lo que estás comiendo. Convierte tus tiempos de alimentación en procesos sinestésicos.

Sin embargo, para esto debemos enfocarnos en lo que comemos, es decir, es necesario dejar de lado las distracciones. Lo peor que puedes hacer es mirar algún dispositivo tecnológico mientras comes, porque esto solo desviará tu atención de lo que ingieres y no fortalecerás esa relación porque ni siquiera sabes qué estás comiendo. Destina un tiempo solo para comer y disfruta de ese momento, hay un tiempo para todo.

¡No te prives de la comida!

La mejor enseñanza que nos deja la alimentación consciente es que seguir dietas, privarnos de ciertos alimentos, solo hará que creemos sentimientos negativos hacia la comida, cuando es lo que debemos evitar. Te sugerimos que al principio sí moderes los alimentos que te generan adicción (como el dulce, comidas rápidas, entre otros) y los reemplaces por opciones más saludables, para que así también tu mentalidad y acercamiento a estas comidas cambie. Ya no te acercas a un snack por querer saciar tu ansiedad, sino porque es una necesidad fisiológica o simplemente quieres darte un gusto.

El proceso de crear hábitos para una alimentación consciente es lento, sin embargo, los resultados son inigualables. Tómatelo con calma y vive el proceso, solo así crearás un estilo de vida sólido donde entiendes la conexión de tu cuerpo y mente con tus hábitos. Vive el cambio, siente la transformación y rómpela acompañado de Mostro.